Si tienes la piel grasa deshidratada y crees que no tiene remedio, te recomendamos que sigas estos sencillos pasos para que luzcas una piel reluciente

Mujer con una mascarilla facial

A menudo hay quien piensa que por tener la piel grasa deshidratada no debe sostener una rutina diaria de hidratación y esto es un gran error. Una piel grasa asimismo puede estar deshidratada, ya que la deshidratación es una afectación común a todas las clases de dermis.

Podemos llegar al falso pensamiento de que si hidratamos nuestra piel ésta creará más grasa, sin embargo ocurre todo lo contrario.

Pero, ¿cómo puedes saber si tienes una piel grasa deshidratada?

 

Cuando tenemos la piel grasa deshidratada, nuestra piel nota que le falta hidratación y para compensarlo produce grasa. Por lo tanto, cuanta más deshidratada esté, más grasa producirá. Por lo tanto, no todas las pieles actúan igual ante la deshidratación.

Aunque está determinado por nuestras hormonas, estrés, factores genéticos… es fácil ver sus principales características:

  • Poros dilatados, a veces de gran tamaño especialmente en la nariz, frente y barbilla (o zona T)
  • Piel brillante
  • Al tacto se siente grasa o untuosa. Esto hace que el maquillaje dure poco tiempo
  • Tendencia al acné
  • Menos arrugas o marcas de expresión (aunque esto depende también de los factores genéticos)

 

Cómo cuidar una piel grasa deshidratada

 

El orden de los pasos a seguir es muy importante, ya que debemos usar las texturas más ligeras al principio para que puedan absorberse de forma correcta, terminando con las más pesadas.

  1. Lo principal para evitar impurezas en una piel grasa deshidratada, como el acné o puntos negros,  es limpiar profundamente la piel tanto por la mañana como por la noche. No sirve cualquier jabón, lo ideal sería un jabón de textura tipo gel.
    No descartes los aceites limpiadores, son productos totalmente aptos para este tipo de piel y pueden eliminar la suciedad y quitar los restos de maquillaje eficazmente. Son muy populares entre las rutinas de belleza de Corea y es el primer paso de la doble limpieza coreana en la que se emplea un aceite en primer lugar seguido de un jabón.
  2. Es importante exfoliar la piel de una a dos veces por semana. En el caso de que tu piel sea sensible o irritable busca productos específicos para este tipo de pieles y sigue sus indicaciones.
    Es común que las zonas más deshidratadas presenten descamaciones, por ello es necesario exfoliar la piel y eliminar así las células muertas y los restos de suciedad que puedan haber quedado dentro de los poros.
  3. El siguiente paso sería usar un tónico facial específico para una piel grasa deshidratada. Esto es muy importante ya que hace que la piel se equilibre y reciba mejor los tratamientos posteriores.
    En el mercado existen numerosos tipos de tónicos desde precios más que asequibles, si vas a una tienda o farmacia no dudes en preguntar ya que ellos podrán ayudarte a escoger el más indicado.
  4. Tras esto, sería aconsejable usar un sérum que ayude a hidratar las capas más profundas de la piel. Si solo usamos una crema hidratante ésta hidratará las capas más superficiales de la piel, que a su vez son las que pierden hidratación con más rapidez.
    Si queremos que nuestra piel grasa deshidratada mantenga su hidratación por más tiempo, los sérum que contengan ingredientes como el ácido hialurónico o niacinamida serán nuestros grandes aliados. Estos ingredientes hidratan en las capas más profundas de la piel y hacen que los poros se vayan reduciendo.
  5. No podemos olvidarnos del contorno de ojos, ya que se trata de la zona con la piel más fina. Por ello, debemos hidratarla antes de usar una crema hidratante facial, ya que las cremas faciales son más densas que las del contorno de ojos y harían que éstas últimas no se absorbiesen correctamente.
  6. Por último, aplicamos una crema facial que sea específica para piel grasa deshidratada. Este tipo de pieles aceptan mejor las cremas de texturas más ligeras y fluidas para evitar sensación de pesadez o grasa. No olvides nunca de usar protector solar por el día, todos los días del año.

Por último, también sería recomendable utilizar de vez en cuando mascarillas específicas para limpiar los poros, ya que limpian en profundidad y nos ayudarán a evitar la aparición de acné y puntos negros.

Maquillaje para piel grasa deshidratada

 

Para que el maquillaje aguante más tiempo en una piel grasa deshidratada debes usar productos libres de aceites. Actualmente podemos encontrar todo tipo de acabados más mates, satinados… Escoge el que prefieras y si es necesario sella tu base tu rostro con una pequeña cantidad de polvos matificantes para evitar la aparición de grasa y que nuestro maquillaje dure más tiempo. Además, puedes usar alguna prebase y  espray fijador del maquillaje que ayude a evitar los brillos.

Si necesitas estar maquillada durante muchas horas, te recomendamos que lleves en tu neceser papeles absorbe brillos para eliminar la grasa del rostro sin que afecte al maquillaje. Al igual que puedes llevar polvos matificantes para retocar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *