Si quieres dar a tu look un toque moderno y fresco, el uso del pañuelo como diadema es ideal para ti. Y además que está de moda, es muy versátil y te hará lucir genial.

Hay muchos tipos de pañuelos, los encontrarás de variados diseños, colores y telas. Pueden adaptarse perfectamente a diferentes ocasiones y atuendos. Son ideales para lucir espectacular en la playa, en una salida casual e incluso para ir a la oficina.

Además te ayudan a protegerte del sol en días calurosos. Van muy bien con casi todos los tipos de rostros. Y pueden evitar que tu peinado se haga añicos en lugares donde la brisa sea muy fuerte.

Como es lógico, el pañuelo debe ir en combinación con la ropa y accesorios. De no ser así, el efecto no será muy agradable. También ten cuidado al colocarlo, debe lucir con gracia y no como si fuese una tela enrollada en tu cabeza al azar.

pañuelo como diadema

Cómo usar el pañuelo como diadema

Hay muchas formas de utilizar el pañuelo como diadema. Aquí te dejaremos sólo algunos ejemplos para que los tomes como guía. Luego ya dependerá de tu creatividad.

Modelo 1: Amo a Lucy
  1. Dobla el pañuelo en forma de triángulo. Sigue doblándolo hasta el final.
  2. Colócalo sobre la frente, llévalo hacia atrás y luego nuevamente a la frente.
  3. Haz un doble nudo. Y esconde las puntas.
Modelo 2: El camino de Hermes
  1. Dobla el pañuelo en forma de triángulo. Sigue doblándolo hasta el final.
  2. Colócalo sobre la parte de atrás de la cabeza y llévalo al frente. Y haz un nudo.
  3. Enrolla los extremos y llévalos hacia atrás. Y vuelve a hacer otro nudo.
  4. Finalmente, esconde las puntas.
Modelo 3: Princesa marroquí
  1. Dobla el pañuelo en forma de triángulo. Continúa doblándolo hasta el final.
  2. Colócalo en la parte de atrás de la cabeza y llévalo hacia la frente.
  3. Cruza los extremos sobre la frente y llévalos hacia atrás.
  4. Haz un nudo y esconde las puntas.
Modelo 4: Moño recogido hacia adentro (para cabello largo)
  1. Dobla el pañuelo en forma de triángulo. Continúa doblándolo hasta el final.
  2. Colócalo en la parte superior de la frente y llévalo hacia atrás por debajo del cabello.
  3. Toma un mechón de cabello de un lado, llévalo hacia atrás y pásalo por debajo del pañuelo. Haz lo mismo con el otro lado.
  4. Haz como si fueras a sujetarte el cabello en una coleta, pero en lugar de atarla pásalo todo por dentro del pañuelo dejándolo un poco holgado.

Estas son solo algunas maneras de utilizar el pañuelo como diadema. Pero puedes también utilizarlo como cintillo, en coletas bajas, altas o trenzado con el cabello. Otra forma de usarlo es alrededor de moños altos y estilo turbante.

Seguro querrás probar muchas formas de colocártelo una vez que hayas comprobado lo lindo que lucen. Pon a volar tu imaginación y con un poco de creatividad podrás realzar tu look.

La ventaja es que pueden utilizarse tanto si tienes el cabello largo como si lo llevas corto. No lo pienses más e incorpora el pañuelo como diadema como parte de tus accesorios, no te arrepentirás.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *