La farmacia como aliado en la salud mental

chicas juntas

Hay que acabar con los mitos y prejuicios en torno a estos problemas

 

Es habitual tener reticencias sobre el papel de la farmacia en la salud mental. Pero la clave está en que para las personas que presentan cierto trastorno, ya sea temporal o duradero, llevar una rutina saludable es muy importante, y aquí es donde puede ayudar la farmacia, dando incluso las herramientas de apoyo a cuidadores y familiares.

 

La farmacia, como punto de salud más cercano al ciudadano, es también el lugar en el que informarse sobre los lugares a los que acudir si se necesita una ayuda más especializada. Porque al fin y al cabo ¿qué es normal y qué no lo es en salud mental?

 

La salud mental, ese estado de equilibrio entre el individuo y su entorno

El primer paso es distinguir entre salud mental y trastorno mental, porque el enfoque es diferente. Cuando hablamos de salud mental el problema no es tan grave. Para detectarlo hay que prestar atención a una serie de síntomas que tienen que ver con mostrar una preocupación excesiva por determinados aspectos, o cambios recientes que han afectado a la vida de la persona y que pueden tener que ver con relaciones, trabajo o muerte y que han alterado su forma de comportarse. Detectar si se ha descuidado la salud o la higiene son también formas de descubrir que algo no va bien.

 

Cada afección de salud mental tiene sus propias manifestaciones pero es sintomático si se presentan cambios en la alimentación y los horarios de sueño, y una cierta incapacidad para afrontar los problemas del día a día.

 

Si te preocupa tu salud mental, no dudes en pedir consejo

Muchas personas que están padeciendo algunos cambios consideran que es algo normal o sienten vergüenza de preguntar a un especialista. No hay que olvidar que los profesionales de la salud, en primer orden los de la farmacia o atención primaria, están para prestarnos atención en esa primera fase, en la de detectar nuestras necesidades y derivarnos al especialista, cualquiera que sea nuestra patología.

 

Con la consulta y posterior apoyo adecuado, se pueden identificar afecciones de salud mental y recibir tratamiento, ya sea en forma de medicamento, consultoría o ambas cosas. Con el proceso adecuado se llega a la salud mental, el estado de bienestar en el que las personas son conscientes de sus capacidades y limitaciones, y pueden conjugarlo todo.

 

Entradas relacionadas

Deja tu comentario