Juguetes sexuales masculinos: los equivalentes al succionador de clítoris de ellas

juguetes sexuales de varios tipos

Juguetes sexuales masculinos: los equivalentes al succionador de clítoris de ellas

El succionador de clítoris ha supuesto una revolución en el mundo de los juguetes eróticos. Pero, ¿qué ocurre con los hombres? ¿Existen equivalentes a este instrumento para los hombres?

Probablemente no exista algo equivalente para los hombres, por el simple motivo biológico, ya que la intensidad del orgasmo femenino jamás podrá ser experimentada por los hombres, pero ¿podríamos intentarlo? A continuación te proponemos los juguetes eróticos masculinos más recomendados:

Anillos vibradores:

El anillo vibrador se ha de poner como un anillo, valga la redundancia, pero en el pene. Cuando un hombre se excita, aumenta el flujo sanguíneo hacia el pene; así, con el anillo vibrador, ya que este ejerce presión sobre la base del pene, impiden el flujo de la sangre, por lo que la sangre aún puede penetrar en el pene, pero la sangre que fluye hacia afuera está restringida por el anillo, lo que mantiene el pene erecto durante más tiempo. Y, además, la vibración hace que aumente la intensidad de los orgasmos

Huevos masturbadores:

El huevo masturbador es un juguete erótico del que se extrae una cápsula de silicona parecida a la forma de un preservativo que se adapta perfectamente al pene, de forma que se trata de masturbarse con este guante colocado en el pene erecto que con sus diferentes texturas proporciona mucho placer.

Masajeador de próstata:

El masajeador de próstata es un juguete erótico que, como su propio nombre indica, se encarga de proporcionar un delicado y satisfactorio masaje en la próstata, facilitando la llegada al orgasmo de manera rápida y sin necesidad de utilizar las manos o de llevar a cabo la penetración anal. Además, no hay que olvidar que el orgasmo común es totalmente distinto al prostático, pues es ahí donde se encuentra en punto G masculino.

Clásico consolador:

Siguiendo con lo dicho en el apartado anterior, y volviendo a recordar que el punto álgido masculino de placer se encuentra en la próstata, son muchos los usuarios que siguen prefiriendo el clásico consolador para alcanzar el máximo placer en el orgasmo del hombre. La única diferencia con el anterior es que, obviamente, con este juguete sí se ha de proceder a la penetración del mismo, provocando una experiencia explosiva y excitante.

Así que ya sabéis, chicos, también nosotros tenemos una gran variedad de juguetes sexuales con los que divertirnos y experimentar. Aun así, habrá que seguir en la búsqueda de lo que sea el equivalente para nosotros del succionador de clítoris.

 

Entradas relacionadas

Deja tu comentario