La mujer poderosa

La mujer es poderosa, la pasión que desprende en todas las facetas de la vida hace que todo lo que toca lo cubra con un halo de amor y sacrificio. Fuera de tendencias machistas o feministas, a lo largo de la historia, la creencia de que, si no fuera por la fuerza inusitada que yace en su interior, la continuidad de la humanidad habría sido harto difícil, ha pasado de generación a generación.

Por ello no es de extrañar que, cuando hablemos de tan majestuoso ser, sus características físicas y personales vayan acompañadas de ciertas características que lo hacen tan maravillosos como complejo.

¡A la basura los mitos!

La misma pasión, por tanto, que la mujer desprende en cada una de sus experiencias vitales, también condiciona para bien o para mal las relaciones sexuales. No obstante, al igual que ocurre con los hombres, la tendencia a general falsos mitos en cuanto al papel de la mujer en las relaciones sexuales, ha dejado bastante que desear, máxime si tenemos en cuenta que dicha información ha estado durante siglos condicionada por erróneas tendencias culturales.

  1. Para la mujer no es tan importante el sexo.

Afortunadamente, hoy día, la mujer ve el sexo como algo beneficioso para ella, lo que ha aumentado mucho la confianza en sí mismas. Ya no tiene tapujos, y puede ser completamente libres, (o por lo menos eso se pretende), para vivir y mostrar su propia sexualidad cómo quiera, sin condicionamientos, y demostrar la gran importancia de la mujer en las relaciones sexuales, expresar cuáles son sus preferencias, sus gustos, sus objetivos y ponerlos como prioridad.

Resulta muy positivo ver como las nuevas generaciones practican mucho más sexo y con más frecuencia que nuestras generaciones precedentes. Lo que también favorece tremendamente a sus parejas, ya que una mujer que se siente bien consigo misma, disfruta mucho más y hace disfrutar de igual forma a su pareja. Numerosos estudios y datos publicados en los mejores blogs sobre sexologia, psicología, sexólogos lo corroboran.

Las mujeres son más básicas para el sexo.

Estudios realizados demuestran que, si hay alguien que le ponga la guinda al pastel hoy día, esa es la mujer, y ya que debemos ser detallistas con aquellas personas que nos dedican tanto de sí, aún más con la persona que nos lleva a disfrutar de uno de los mejores placeres que tiene la vida, el sexo.

Así que pónganse las pilas, ya que la mujer precisa hoy de que se dedique más tiempo a pensar en cómo satisfacerla. Un estudio realizado por la Champan Univertsity y el Kensey Institute, llevado a cabo con una muestra de 52.000 personas de diferentes géneros, edades y orientaciones sexuales, trazó una serie de preferencias sexuales de las mujeres en época actual, del que, junto a otros estudios en la materia hemos sacado diferentes y llamativas conclusiones basado en estudios científicos y consejos de personas expertas en el área publicados muchos de ellos en sexologia imagenes.

  • Hay que mostrar pasión. La época del “aquí te pillo, aquí te mato” permanente, se ha terminado. Aunque, si es cierto, que un momento de pasión es algo inmejorable, si esto se convierte en rutina, se estropea. Si no se muestra pasión y lo único que busca el hombre es alcanzar el clímax, está cometiendo uno de los más grandes errores en las relaciones sexuales. El sexo nunca debe terminar cuando el hombre alcance el orgasmo, especialmente si ella aún no ha tenido uno. No es un acto egoísta, es cosa de dos, la complicidad y generosidad es fundamental para la mujer.
  • Les encanta el sexo oral.
  • Cuánto más dure, mejor. Vamos a por el orgasmo. Como hemos anticipado, el sexo consiste en la complicidad entre dos personas en un momento en concreto. Los intereses individuales no priman. Es fundamental asegurarse de que la mujer va a tener su orgasmo antes de que lo haga el hombre, o a la vez, y si llegado el caso no ha ocurrido, lo normal es preguntar si le apetece que el hombre siga dándole placer, pues ella le ha llevado a conseguir el suyo. En todo caso, si después de una relación bonita, el hombre alcanza el clímax y ella no, es aconsejable hablar del motivo por el que puede haber sucedido. A veces, tan sólo es algo concreto, de un día o un momento en el que quizás influyen otros condicionantes, preocupaciones, estrés, trabajo; si no es el caso, es bueno buscar el por qué.
  • Buscan satisfacción plena con cada relación. Atrás quedó el mito de que la mujer busca sexo tan sólo para satisfacer lazos de afecto con su pareja y con eso le basta. Es importante, y ciertamente para la mujer es importante mostrar cariño, afecto, complicidad en las relaciones, de hecho, un porcentaje elevado de mujeres, están convencidas de que esto afianza la relación. Pero, actualmente, la mujer también está convencida de que el sexo es uno de los grandes placeres de la vida, y por tanto, lo quiere disfrutar y sabe que lo merece.
  • Les encanta recibir elogios por lo que hacen en la cama.
  • La ropa, cuanto más sexi, mejor.
  • Le gusta probar nuevas posiciones sexuales. Aunque se haya encontrado una postura en la que ambos alcanzáis el clímax, no debemos correr el riego de que el sexo se convierta en algo rutinario, es aconsejable hacer el pequeño esfuerzo de innovar. Además de divertido, genera mucha complicidad entre ambos. Poner en práctica fantasías sexuales, les chifla.
  • Quieren sentirse mujeres no muñecas, les gusta que se las valores y se les hable de forma sexi. Aunque hay personas que prefieren que su compañero no articule palabra, esa no es la regla general. Al contrario, lo habitual es que exista una comunicación hablada y gestual entre la pareja, miradas que enciendan y palabras que te lleven al cielo. Si, además, la relación lleva implícito una relación íntima, es fundamental expresar palabras y gestos de amor durante el sexo.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *