Últimamente, dominar las técnicas más socorridas de maquillaje se ha convertido en todo un arte, tanto por los resultados implacables que proporcionan, como por lo estudiadísimo que está cada detalle de nuestros rostros y los cosméticos que aplicamos en ellos.

Ante este panorama, es normal que podamos sentirnos desmotivados a la hora de comenzar una rutina de maquillaje sin la ayuda de un maquillador experto. Por este motivo, a continuación, te ofrecemos algunos consejos utilizados por profesionales para que le saques el máximo partido a tu rostro potenciando tu mirada. Además, si lo que buscas es una marca accesible que te permita obtener resultados de gran calidad, te recomendamos los productos Tricoval Cosméticos.

El primer paso para comenzar cualquier rutina de maquillaje debe ser limpiar nuestro rostro y nutrirlo utilizando una mascarilla facial hidratante.

Para continuar, aplicaremos una base o corrector de ojeras con el objetivo de iluminar la zona de los ojos. En este sentido, es importante tener en cuenta que, para resaltar nuestra mirada no solamente es necesario trabajar el maquillaje de ojos, sino que también debemos prestar especial atención a las cejas, al color de nuestra barra de labios e incluso al color y al tipo de corte de nuestro pelo.

Comprar productos de maquillaje y productos de peluquería online, puede ser una buena opción si lo que queremos es centrarnos en combinar los colores y los recursos que mejor se complementan a la hora de potenciar nuestra mirada, ya que la búsqueda de estos productos se puede realizar de manera simultánea. Si una vez más, lo que necesitas son resultados profesionales con cosméticos accesibles, te recomendamos comprar tinte nirvel y mascarilla nirvel para fortalecer y dar brillo a tu color. Un pelo bien matizado es el marco perfecto para una mirada intensa.

En cuanto a las cejas, debemos procurar limpiarlas en profundidad antes de comenzar a maquillarlas y posteriormente, con la ayuda de un lápiz de cejas corregir la forma. Lo más aconsejable es utilizar un tono más claro para la parte más ancha de la ceja y un color oscuro para la caída de la ceja. A continuación, podemos matizar el delineado de nuestra ceja aplicando una línea de corrector por la parte baja.

En otras zonas alrededor del ojo como el lagrimal, podemos utilizar iluminador o sombra clara para potenciar el brillo y dar sensación de amplitud a la mirada.

Las pestañas son otro elemento que debemos trabajar, ya que proporcionan mucha vida y elegancia al conjunto del rostro. Para ello, debemos curvarlas siempre desde la raíz utilizando un rizador de pestañas y aplicar una máscara de pestañas que aporte longitud y volumen.

Otro aspecto a tener en cuenta son las líneas y las sombras del ojo. Lo más común es utilizar un delineador oscuro para resaltar las pestañas, sin embargo, los tonos blancos o marfil te permitirán igualmente que tus pestañas luzcan largas debido al contraste que generan y ampliarán tu mirada dándole un toque más fresco. Si lo que aplicamos es eyeliner líquido debemos hacerlo siempre lo más pegado a la línea de agua posible y si queremos rabillo, este debe apuntar hacia el final de la caída de nuestra ceja.

En cuanto a las sombras, el uso de tonos claros u oscuros dependerá de aquello que queramos destacar o disimular. Lo más recomendable es aplicar tonos oscuros en las zonas que pretendamos disimular; pero siempre intentando mantener la variación de color más claro en el párpado y más oscuro en la parte superior del párpado para conseguir un efecto de profundidad.

 

 
Autor: MiaMujer
Categorías: Belleza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *