Cuida tu rostro con mascarillas caseras

Cómo hacer una mascarilla casera

Mascarillas caseras

Cuidar de tu piel es muy importante, y principalmente la de nuestro rostro, de ahí la importancia de hacernos mascarillas faciales, especialmente aquellas que contienen productos naturales, como es el caso de las mascarillas caseras, realizadas por nosotros mismos, con ingredientes como la sábila, la miel, el pepino, entre otros. A continuación, te hablaremos un poco de ellos:

Tipos

Cada una de las mascarillas tendrá una función específica en base a los ingredientes que utilicemos, por ello, a continuación mencionaremos algunos tipos de mascarilla según su función:

  • Mascarilla hidratante, ideal para evitar que la humedad de tu piel se evapore y así favorecer reafirmación de tus líneas de expresión y desaparición de arrugas.
  • Mascarilla exfoliante, por medio de esta mascarilla se exfolia la piel, logrando eliminar las secreciones o células muertas que puedan estar presentes en tu rostro.
  • Mascarilla con efecto tensor, este tipo de mascarilla beneficia a tu piel al provocar una tensión de tu piel, ayudando a la nutrición de las células y beneficiando la circulación sanguínea.

Cómo hacer una mascarilla casera

Ten en cuenta antes de aplicar cualquier tipo de mascarilla, lavar muy bien tu rostro y exfoliarlo, así lograrás obtener de forma más efectiva los beneficios que deseas. A continuación, algunas mascarillas caseras que favorecerán tu piel:


  1. Mascarilla de aguacate con plátano

Esta mascarilla es ideal para aquellas personas de piel seca que necesiten hidratación. Para prepararla, solo debes añadir en un recipiente el aguacate y el plátano triturados, luego añade miel y mézclalo todo, aplícala en tu rostro, dejándola actuar durante 10 minutos, luego remuevelo con abundante agua.


  1. Mascarilla de huevo

La mascarilla de huevo es ideal para las pieles maduras, ya que actúa en el rostro  como tensor natural, actuando como una crema antiedad. Para prepararla, en un recipiente pon el zumo de medio limón, 2 cucharaditas de aceite de oliva o de argán y la clara de huevo ya batida, mezcla los ingredientes y luego aplicalos sobre la piel durante 20 minutos.


  1. Mascarilla de arcilla

Esta mascarilla es ideal para exfoliar la piel de impurezas. Para prepararla, mezcla en un recipiente, 2 cucharadas de arcilla verde, 1 cuchara de aceite de avellana, y agua mineral, hasta lograr una pasta sin grumos, aplícala en tu rostro dejándola actuar durante 15 minutos o hasta que se seque la pasta, retírala con abundante agua y luego disfruta de los resultados.

Recuerda elegir la mascarilla adecuada para ti, ya que cada una sirve para un propósito, esperamos que nuestros consejos te hayan sido de ayuda.

 

 

Entradas relacionadas

Deja tu comentario