Recuperar la piel tras el verano  es fácil y no tiene por qué ser caro.

Simplemente, con seguir una serie de rutinas y, si te apetece, hacer algún tratamiento estético, tu piel puede volver a recuperar  todo su brillo y su elasticidad

¿QUÉ EFECTOS TIENE EL VERANO SOBRE LA PIEL?
Seguro que en vacaciones, toda tu rutina cambia.

Cuando esto sucede, nuestro cuerpo lo nota.

Por ejemplo, nuestro tránsito intestinal suele verse afectado.

Pues si lo nota el organismo entero imagínate esa parte tan fina y frágil que lo recubre: la piel.

Sobre todo la piel del rostro que está más expuesta nota muchísimo estas variaciones.

Si fumas o tomas alcohol, los cambios son aún mayores, incluso el cambio de rutina en la alimentación puede afectarte, pero hay algo especialmente importante:

La radiación UBV y la radiación UVA.

Ambas son hiper perjudiciales para la piel.

Pero, ¿Cómo recuperar la piel y hacer que vuelva a la normalidad?

Suponemos que tendrás tus trucos de belleza, pero vamos a darte algunos tips para que tu piel vuelva a recuperar esa tersura y ese brillo que tenía antes del verano y del bronceado.

PASOS CLAVE PARA RECUPERAR LA PIEL TRAS EL VERANO
Lo primero para comenzar nuestro plan detox para la piel, es volver a la rutina,.

Recuperar unos hábitos alimenticios saludables, volver a hacer deporte, dormir las 8 horas de rigor y, durante un tiempo, evitar el alcohol y el tabaco es importante.

Con estos pequeños cambios, además de la piel, desintoxicarás también tu organismo y te será más sencillo volver a la normalidad.

Todo esto, aunque suene fácil y lógico, es básico si quieres recuperar la piel tras el verano .

Sin embargo, no son los únicos pasos a seguir.

Suponemos que tendrás una rutina de hidratación y demás tratamientos cosméticos, pero es recomendable seguir algunos pasos extra después del verano.

Si tienes una esteticista de referencia, seguramente, te recomiende una limpieza a fondo y un buen tratamiento de hidratación para preparar tu piel antes de la época estival, un gran consejo.

Lo mas importante, y esto te lo dirá cualquier entendida en la materia, es una hidratación acorde a las necesidades de tu piel.

Nos referimos a una hidratación completa, por dentro y por fuera y para eso es imprescindible, por ejemplo, una ingesta de agua adecuada.

Además del agua puedes optar por zumos o fruta con gran contenido en agua como el melón, la sandía, la pera…

Todo ello contribuirá a que sea más fácil que tu piel vuelva a su ser.

Además existen muchísimos remedios y mascarillas naturales que ayudarán a la rehidratación de tu piel y que puedes hacer en casa.

Seguro que tu esteticista de confianza puede recomendarte el más acorde a tu tipo de piel.

LA ALIMENTACIÓN, UN PUNTO CLAVE PARA LA PIEL
Te habíamos hablado de la alimentación, pues bien, te explicamos por qué es tan importante, para que veas que no todo son cremas y productos químicos.

En este caso, nos interesan concretamente, las vitaminas A, B y C.

No olvides que prevenir vale más que curar y, comer bien, no cuesta tanto.

FOTOPROTECCIÓN Y TRATAMIENTOS ANTIMANCHAS
Si piensas que porque ya no vayas a tomar el sol debes dejar de ponerte crema solar… ¡Error!

Si quieres evitar el envejecimiento de la piel, que es una de las consecuencias del sol, la crema solar te hará falta durante todo el año.

Lo primero es una crema solar específica para el rostro y con una protección completa, tanto para rayos UVB como para rayos UVA, eso es indispensable.

Además, siempre hay cremas y tratamientos antimanchas que pueden ayudarte, principalmente despigmentantes, que suelen ser las que se usan específicamente para este problema.

La exfoliación es uno de esos pasos importantes, pero poco practicados.

¿Por qué?

Pues porque las capas más superficiales de la piel son las que más sufren con el sol.

Es, precisamente, esa capa más externa la que conseguimos limpiar con la exfoliación.

No te engañes, no es suficiente con lavarte la cara o con darte un tratamiento de limpieza.

Necesitas exfoliar tu piel si quieres que el tratamiento sea completo.

Con este gesto, dejarás que las capas exteriores de tu piel respiren y puedan regenerarse.

Además verás tu rostro más luminoso y te ayudará a eliminar las manchas de las que hablábamos hace un momento.

Entre otras cosas, la exfoliación ayuda a que tu piel también se mantenga más uniforme.

¿A que ya no parece tan poco importante?

MAQUILLAJE Y COSMÉTICA
Hay gestos que parecen poco importantes y no lo son, por ejemplo, el hecho de maquillarte.

En verano es normal que la piel se deshidrate un poco y, es por eso, que debemos corregir nuestra forma de maquillarnos cuando llega el otoño.

Lo que sí es recomendable es que uses, por ejemplo, bases más fluidas que resequen menos la piel y le den un aspecto más luminoso.

Con las cremas pasa lo mismo, cremas más fluidas y que aporten una mayor hidratación y uniformidad, son las más recomendables para la vuelta de vacaciones.

En cuanto a los cosméticos, si consultas a cualquier profesional, te recomendará tratamientos que incluyan vitamina C como antioxidante contra los radicales libres y con algo de efecto despigmentante.

 

 
Autor: MiaMujer
Categorías: Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *